«No exageramos: Bellido es el peor alcalde de la democracia»

«No exageramos: Bellido es el peor alcalde de la democracia»

Presidenta del consejo de distrito de Alcolea y ahora coordinadora local de IU. ¿Por qué se ha metido en este fregado?

Bueno, soy presidenta en funciones porque cuando fui nombrada por IU puse por ética mi puesto a disposición, pero en el consejo me pidieron que me quedara mientras se nombra a otra persona. Y me he metido en esto porque me encanta trabajar con las personas y ayudar a los demás. Mi teléfono siempre está disponible para cualquiera que necesite un consejo profesional o una ayuda. Creo que la política es diálogo social y empatía. Pensé que podía contribuir, aportar un granito de arena en un panorama político complicado, donde desde la extrema derechase están dando unos discursos que rechazo. No quiero esa sociedad para mi hijo, ni para el resto de personas. Si mi aportación sirve para algo, ahí estoy.

IU critica «el abandono de las barriadas periféricas» en este mandato, ¿ha vivido ese abandono en primera persona?

Las barriadas periféricas siempre hemos sufrido cierto abandono y con la pandemia se ha intensificado. Sufrimos el cierre de los centros cívicos, que nos evitan desplazamientos a Córdoba para hacer trámites. Alcolea está formada por núcleos muy dispersos y una población mayor para la que es fundamental esa cercanía de los servicios públicos. Desde que PP y Cs llegaron al Ayuntamiento la participación ciudadana está siendo caótica y han limitado mucho los recursos humanos en ese área. La periferia, que ha aumentado oficialmente un 3% su población --en realidad ha crecido más-- está muy abandonada y necesita inversiones en servicios públicos.

Ejerce la abogacía y la compatibilizará con las labores de coordinación de IU. ¿No deberían hacer eso siempre los políticos: seguir trabajando en lo suyo?

Siempre que se pueda se debería hacer. Es importante mantener el trabajo profesional de cada uno y que esto se considere, si se tiene que prescindir de ese trabajo, una actividad finita y que cuando se acabe la etapa política puedas volver a tu trabajo.

Después de años siendo IU en Córdoba la fuerza mayoritaria, perdió el paso y no se ha recuperado. ¿Qué causas provocaron la caída y cuál cree qué es la situación actual en la capital?

«No exageramos: Bellido es el peor alcalde de la democracia»

Puede ser que hubiera un desgaste y descontento de la ciudadanía. Quizá no supimos llegar o escuchar a los vecinos. Creo que ahora estamos en otra tesitura, y llevamos tiempo apostando por las personas, por recuperar la voz de los barrios y escuchar. Los políticos no pueden estar en oficinas, tienen que estar en la calle. Si ayudamos a resolver problemas, que es al final lo que le pide la ciudadanía a un Ayuntamiento, estoy convencida de que vamos a estar fuertes y mejorarán los resultados.

¿Cómo se vence desde un cargo como el suyo el desapego que hay hacia la política?

Hay desapego pero también veo que la gente se mueve, por eso, lo que tenemos que hacer es escucharlos. Si le damos voz podemos conseguir que ese desapego se convierta en apego. Aunque pensemos que no, hay política hasta en la cola de una frutería. Lo que hay es que dar cabida a la gente.

¿Cómo están haciendo sus compañeros las labores de oposición en el Ayuntamiento?

No tengo nada más que buenas palabras sobre ellos. Han hecho un gran trabajo y han conseguido destapar situaciones de corrupción de este gobierno, dando, además, alternativas y propuestas. Solo tengo palabras buenas tanto para la compañera Amparo Pernichi, fallecida recientemente, como para el que entra, Antonio de la Rosa, del que estoy segura continuará esa línea de trabajo. El grupo municipal es fundamental y la organización está codo con codo con ellos.

¿Saben ya con certeza si acudirán a las elecciones municipales del 2023 como Unidas Podemos o si lo harán de nuevo en solitario?

La línea de trabajo que tenemos es trabajar conjuntamente con Podemos. De hecho, ya lo estamos haciendo en el Ayuntamiento. Además estamos abiertos a un proyecto en el que quepan todas las organizaciones que quieran sumarse al proyecto. Creemos en esa unidad. IU, en sí misma, no deja de ser la unión de diversas organizaciones. Estamos abiertos a sumar.

Antes de las municipales, está la cita de las autonómicas, donde la izquierda concurre fragmentada.

Estamos abiertos a presentarnos como un frente social amplio. Las puertas las tenemos abiertas.

¿Aunque la experiencia en la última legislatura autonómica con ell paraguas de Adelante Andalucía no haya sido buena?

Sí, nuestra línea de trabajo es crear un espacio amplio, quien quiera estar ahí, estará.

¿No exageran al decir que José María Bellido es el peor alcalde de la democracia en Córdoba?

No exageramos para nada. Es un alcalde muy presente en fotos y en el marketing, pero que a la hora de la verdad ¿qué está haciendo? Tiene 185 millones sin ejecutar en el cajón. ¿Por qué no ha ejecutado los proyectos? Sin esos proyectos, no se mueve la economía ni se crea empleo. Tiene un plan de empleo joven que tampoco ha ejecutado. ¿Eso es ser buen alcalde? Es la primera vez que en el Ayuntamiento ha habido casos de corrupción: el caso Infraestructuras, que creemos que irá más allá de la imputación de la excoordinadora; el caso de Eva Timoteo, o el de Isabel Albás, con las facturas del Imtur, difíciles de explicar. Tenemos el Ayuntamiento con más altos cargos con un coste anual de casi 3 millones. Este Ayuntamiento está viviendo de los proyectos del gobierno de PSOE e IU. ¿Cuáles son los proyectos nuevos? En la pandemia tuvo una oportunidad de ayudar a las familias y a las pymes y no ha invertido ese remanente. ¿A qué espera el alcalde?

¿Qué necesita Córdoba y qué está en disposición de ofrecerle su formación política?

Queremos un modelo de ciudad sostenible y trabajar por la economía social y el empleo, aunque somos conscientes de que el Ayuntamiento no tiene esas competencias podemos arbitrar mecanismos para fomentar esa economía. Queremos una sociedad igualitaria, 100% feminista, mucho más justa, social y democrática, que tenga a las personas en el centro.

¿Su compromiso político se limitará a la coordinación orgánica de IU o aspira a dar el salto a la representatividad institucional?

Ahora mismo solo estoy para lo orgánico, aunque siempre a disposición de IU. Mi intención es trabajar, trabajar y trabajar para que volvamos a gobernar el Ayuntamiento de Córdoba e implantar esas políticas sociales. H