¿Cómo afecta la diabetes a la visión?

¿Cómo afecta la diabetes a la visión?

La diabetes es una enfermedad multisistémica que requiere llevar a cabo medidas de prevención y control para minimazar las complicaciones que puedan surgir en diferentes partes del organismo. El edema macular diabético (EMD) es una patología que surge como consecuencia de la diabetes a causa de la aparición de un proceso inflamatorio de la mácula. Hablamos con el Prof. José Mª Ruiz Moreno, jefe de Servicio de Oftalmología (Hospital Universitario Puerta de Hierro-Majadahonda), catedrático de Oftalmología (Universidad Castilla La Mancha - UCLM) y presidente de la Fundación Retina PLUS.

¿La persona con diabetes es consciente de los problemas de salud ocular que puede ocasionarle su enfermedad?

Las personas con diabetes tipo 1 suelen ser más conscientes de su enfermedad. Por lo general, han sido diagnosticadas desde jóvenes y han tomado conciencia de los cuidados necesarios para prevenir complicaciones. En cambio, los pacientes con tipo 2 dan menos relevancia a su patología y las consecuencias que pueden acarrearles, como los problemas oculares. Esto implica que es necesario concienciarles para que no desatiendan su diabetes y no desarrollen otros problemas de salud. Sobre todo, teniendo en cuenta que muchos los presentan ya en el momento del diagnóstico.

¿A qué signos debemos estar atentos?

El 7,6% de los pacientes con diabetes en el mundo tiene edema macular diabético1 , una enfermedad habitual de la vista en las personas con diabetes que puede llegar a producir pérdida de visión si no se cuidan correctamente. El problema es que las personas con EMD presentan síntomas de manera gradual y al principio no hay signos externos fácilmente detectables, lo que hace más difícil la identificación de un problema de salud visual. Según progresa la enfermedad y en estados avanzados, los síntomas son ya más llamativos: visión borrosa, percepción “descolorida o desteñida” de los colores y distorsión de imágenes. En ocasiones, estos síntomas se detectan al realizar alguna actividad en la que los pacientes se topan con dificultades, como, por ejemplo, ver la televisión o leer un libro.²⁻³

¿Cómo es el proceso del Edema Macular Diabético?

¿Cómo afecta la diabetes a la visión?

En el EMD el aumento de la glucosa en sangre acarrea daños en los vasos sanguíneos de la retina. Estos vasos sanguíneos son finos y con algunas peculiaridades especiales, pudiendo verse fácilmente afectados ante un mal control de los niveles de glucosa, que puede desembocar en lesiones en la mácula, la parte de la retina responsable de que la visión sea clara. De hecho, las lesiones que sufre la mácula son las causantes a largo plazo de la ceguera irreversible que el EMD produce en las personas. Se estima que, tras 15 años con diabetes, dos de cada cien pacientes se quedan ciegos, y diez de cada cien sufren un deterioro grave de la visión.²

La ceguera provocada por un EMD es irreversible, ¿se puede prevenir?

La visión perdida a causa de los daños aparecidos en la retina no se puede recuperar y puede acabar en lo que se conoce como ceguera irreversible. No obstante, puede evitarse en la gran mayoría de los casos. Para ello, es necesario una detección precoz y un abordaje temprano. Para lograrlo es imprescindible ofrecer información dirigida, clara y concreta a la persona con diabetes desde Atención Primaria y que, a su vez, este reclame y acuda a revisiones periódicas. Y es que la educación sanitaria permite que los pacientes sean conscientes de su enfermedad y de las medidas de seguimiento que deben llevar a cabo. De esta forma, las personas condiabetes tendrán conocimiento de la importancia de llevar un control de sus niveles de glucosa en sangre, así como del resto de órganos y funciones que pueden verse afectados a causa de la enfermedad.²⁻³

¿Cada cuánto deberíamos hacer las revisiones?

Las revisiones periódicas deben ser anuales a partir de los 40 años, aunque en el caso del paciente con diabetes cambia. Aquellas personas con diabetes deben acudir con más frecuencia al oftalmólogo y desde una edad más temprana. En concreto, desde el momento de diagnóstico de la diabetes es recomendable realizar una primera visita al oftalmólogo en la tipo 2 y a los cinco años del diagnóstico en la tipo 1.²

Se estima que, tras 15 años con diabetes, dos de cada cien pacientes se quedan ciegos, y diez de cada cien sufren un deterioro grave de la visión

José Mª Ruiz Moreno

¿Cuál es la situación actual de la persona con diabetes que tiene EMD tras el parón producido en la atención sanitaria a raíz de la pandemia del covid-19?

Los servicios de oftalmología son los segundos con mayor saturación de España. Esta situación se ha agravado con la pandemia, retrasando las consultas y, en consecuencia, los diagnósticos y tratamientos. La interrupción del tratamiento del EMD implica que la enfermedad continuará desarrollándose y, por tanto, las personas con diabetes sufrirán daños en la visión irreversibles. Es importante señalar que los pacientes que estaban en tratamiento retomen sus visitas al oftalmólogo y no abandonen el mismo.

¿Cómo puede mejorar la atención y calidad de vida de estas personas?

En este sentido, creo que debemos buscar la mayor eficiencia posible, ya que permitirá por un lado dar un mejor servicio al paciente y a la vez contrarrestar la saturación de los servicios de oftalmología. Las revisiones en Atención Primaria y su derivación rápida a oftalmología ante los primeros síntomas frenará la evolución de la enfermedad y conservar la calidad de vida del paciente. Además, es recomendable modificar el proceso asistencial a través de fórmulas como el acto único y la administración del tratamiento intravítreo en una sala limpia. Se trata de prácticas que garantizan un espacio totalmente adaptado y seguro para evitar la entrada en el quirófano, para que en un solo día realizamos el diagnóstico o la revisión, y también los tratamientos si se consideran oportunos.

Es decir, en una única visita al oftalmólogo el paciente logra una asistencia integral, lo que reducirá posteriores visitas médicas, a la vez que reducir el absentismo laboral y su nivel de ansiedad. Otro aspecto muy importante es el diagnóstico por telemedicina con retinógrafos no midriáticos y recientemente la incorporación de la Inteligencia Artificial al diagnóstico. Pero recordemos que el primer paso es tomar conciencia de los problemas de salud ocular asociados a la diabetes y acudir a revisiones periódicas de control y la adherencia al tratamiento para frenar la enfermedad desde el primer momento.

Referencias

1. IDF (International Diabetes Federation) - The diabetic Retinopathy Barometer Report: Global Findings (www.drbarometer.com)​2. J.E. Muñoz de Escalona-Rojas, A. Quereda-Castaedña, O. García-García. Actualización de la retinopatía diabética para médicos de atención primaria: hacia una mejora de la medicina telemática. Semergen. 2016;42(3):172---176​3. J. Andonegui y L. Jiménez Lasanta. Edema Macular Diabético. An. Sist. Sanit. Navar. 2008 Vol. 31. Suplemento 3

ES-ABBV-211675