Lo más leído IPS Ingavi: el suplicio de los que no tienen contactos políticos Lo
más leído
del día Comentarios

Lo más leído IPS Ingavi: el suplicio de los que no tienen contactos políticos Lo más leído del día Comentarios

El hospital Ingavi del IPS no cuenta con salas de espera para los familiares de pacientes que acompañan a los enfermos. Estos deben permanecer en el patio del nosocomio, soportando toda clase de necesidades.

Los familiares deben esperar bajo el sol debido a que no cuentan con espacios con sombra, tampoco tienen baños ni acceso a agua potable.

Otro reclamo es que los profesionales de la institución no brindan reportes diarios sobre la situación de los pacientes y muchos deben esperar hasta tres días para tener información sobre sus seres queridos.

Lea más: Rabia y repudio afloran en el IPS por privilegios al pastor Abreu

“Hace tres días que no tengo informe sobre mi marido. Nos van a llamar, a la noche le vamos a dar el informe, pero nunca nos llaman”, comentó Águeda López. También mencionó que por día gasta cerca de G. 55.000 por su paciente, que lleva internado 12 días. “No nos permiten estar bajo techo, no nos permiten cargar el agua y también tenemos que comprar los medicamentos”, acotó.

También hace tres días aguarda el reporte sobre el estado de salud de su padre internado en terapia intensiva, según comentó Rossana Colmán. Conforme expresó, los informes se dan solo por teléfono.

Lo más leído IPS Ingavi: el suplicio de los que no tienen contactos políticos Lo
más leído
del día Comentarios

Lea más: Ña Juana espera hace dos años que Salud le apruebe una cirugía en IPS

Igualmente, comentaron que muchas veces hasta reportes de fallecidos dan por altavoces sin tener la más mínima sensibilidad al dar la noticia.

De la misma manera, reclamaron que ellos siendo asegurados deben costear los medicamentos y otros gastos de sus enfermos, soportando la desidia de la previsional que para otros casos -de quienes tienen influencia política- actúan con celeridad.

El caso del pastor Abreu

La información sobre una operación de alto costo a la que será sometido el pastor Emilio Abreu en el IPS, no siendo asegurado de la institución, generó indignación y masivos reclamos de los aportantes quienes deben pasar penurias para acceder a medicamentos, atenciones o cirugías.

Además, tras la mediatización del caso del religioso, reflotaron otro sinfín de situaciones similares de pacientes que llevan años a la espera de respuestas por parte del Ministerio de Salud.